Entradas

Soy gay, ¿me ama Dios?

Imagen
Una pregunta importante en nuestro tiempo que amerita una respuesta honesta desde la perspectiva de Jesús, no desde el intelecto humano.

Uno de los versículos más conocidos de la Biblia, Juan 3:16, dice: "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna". Es tan grande del amor de Dios que envió a su Hijo para morir por todo el mundo, por TODAS las personas del mundo. Así que debes saber que Dios te ama, Juan 3:16 es una prueba de ese amor.
A menudo Jesús era criticado porque se juntaba con los marginados o despreciados por la sociedad: prostitutas, ciegos, analfabetos, cobradores de impuestos, ladrones, leprosos, al grado que algunos de sus enemigos lo llamaban "amigo de pecadores" (Lucas 7:34). ¿Por qué Jesús no marginaba a estas personas? "Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido" (Lucas 19:10).  Para los religiosos de la época…

Dos mentiras del mundo religioso

 "Todos adoramos al mismo Dios" y "Todas las iglesias son iguales" asegura el mundo religioso. A fuerza de repetir estas expresiones, millones se han convencido de que es verdad. Al observar la diversidad de formas de adoración en las iglesias, ¿podemos decir con autoridad que todos adoramos al mismo Dios? ¿Es posible que una persona se convierta en bautista, católica, pentecostal, adventista, mormón o cuadrangular solo con la Biblia? Si todas las iglesias son iguales, ¿por qué existe diversidad de credos y libros "inspirados" aparte de la Biblia en esas agrupaciones? Es necesario analizar estas dos mentiras a la luz de la Escritura para que resplandezca la verdad. Invitado a escuchar este podcast...Puede descargar este sermón en formato PDF 💾

La casa que anhelo

Gran parte de la humanidad está atrapada en el afán que demanda la sociedad materialista. Millones caminan por esta vida tristes, agotados y preocupados. Los anhelos que impone el sistema consumista ha creado seres humanos que han olvidado levantar la vista al cielo. La gente lucha para alcanzar sus anhelos terrenales. Enfocan todo su esfuerzo y sacrificio en satisfacer esos anhelos. ¿Podemos anhelar en este siglo XXI habitar en un sitio que no pertenece a este mundo? ¿Cuántos cristianos, contagiados por el afán temporal, han perdido la perspectiva de Dios? Es hora de volver los ojos al Creador del Universo y anhelar con todas las fuerzas ese lugar prometido: el Cielo.¿Por qué debería usted mantener latente este anhelo?Invitado a escuchar este podcast...
Puede descargar este sermón en formato PDF 💾

A la luz de la soberbia

Podcast¿Qué caracteriza a una persona soberbia? ¿Es la soberbia una mala actitud o un pecado? ¿Qué dice Dios en Su Palabra escrita acerca de la soberbia? Proverbios 21:4 asegura que los ojos altivos y el corazón soberbio conforman la lámpara de los impíos.Conozca, a la luz de este mensaje, si en usted predomina la soberbia o la humildad.Invitado a escuchar este podcast...
Puede descargar este sermón en formato PDF 💾

Dos mentiras en tiempo de coronavirus

Podcast
¿Podemos invocar la sangre de Cristo para que nos proteja contra el nuevo coronavirus? Una mujer creyente en EEUU respondió ante las cámaras de la cadena de noticias CNN que ella no tenía temor de contagiarse con el coronavirus porque "estoy cubierta por la sangre de Cristo". ¿Es el propósito de la sangre de Cristo protegernos de las enfermedades como la Covid-19? 
¿Es posible que los cristianos de fe se contagien con el nuevo coronavirus? ¿Usar tapabocas y aplicar gel en las manos durante esta pandemia indica poca fe? 
Invitado a escuchar este podcast...

Puede leer o descargar este sermón en formatoPDF 💾

Sobreabundo de gozo

Podcast
Llenarse de gozo en medio de las tribulaciones del mundo que nos rodea y de los temores que crecen en nuestro interior, ¿es posible?  
El apóstol Pablo escribió: “Mucha franqueza tengo con vosotros; mucho me glorío con respecto de vosotros; lleno estoy de consolación; sobreabundo de gozo en todas nuestras tribulaciones. Porque de cierto, cuando vinimos a Macedonia, ningún reposo tuvo nuestro cuerpo, sino que en todo fuimos atribulados; de fuera, conflictos; de dentro, temores” (2 Corintios 7:4-5).
Invitado a escuchar este podcast...



Puede leer o descargar este sermón en formato PDF💾